Más

    5 razones para tener un Disaster Recovery Plan en tu empresa

    ¿Qué pasaría si tu empresa sufre un hackeo informático? ¿O si hay una avería grave en el suministro eléctrico que se prolonga durante días? Los desastres existen y pueden afectarnos en cualquier momento. Para que su impacto sea mínimo y nos cause el menor de los daños, existe el plan de Disaster Recovery.

    ¿Qué es un Disaster Recovery Plan?

    Traducido del inglés, el “plan de recuperación ante desastres” establece protocolos de actuación en caso de detectar interrupciones o anomalías en el sistema provocadas por cualquier tipo de adversidades, ya tengan una causa natural o humana.

    Se trata de tener previamente decididas las acciones y recursos que se movilizan por parte de la empresa para minimizar los daños sufridos. El objetivo es la vuelta a la normalidad de la compañía en el menor tiempo y coste posible.

    ¿Disaster Recovery es lo mismo que Backup?

    Con esta definición se puede pensar que un Disaster Recovery Plan es igual que los sistemas de Backup con los que ya cuentan muchas empresas. No obstante, tener habilitado un plan de Disaster Recovery supone ir un paso más allá.

    Estos planes no solo actúan como copias de seguridad de los datos importantes de la empresa, sino que también permiten restaurar el sistema operativo, configuraciones, usuarios y herramientas para restablecer todas las funcionalidades de la empresa.

    Es decir, gracias a los procedimientos establecidos en un plan Disaster Recovery, conseguimos que el funcionamiento y las operaciones tecnológicas de la empresa no se aturen, lo que se traduce en una reducción de las pérdidas económicas.

    ¿Por qué contar con un plan de recuperación ante desastres?

    1
    Para garantizar la continuidad de la actividad

    Devolver la normalidad a la empresa y reducir los tiempos de interrupción es clave para no mermar la productividad. Lo primero —y lo más importante— para cualquier negocio que enfrente un escenario adverso es poder tener garantizada la continuidad de las operaciones y la actividad empresarial.

    2
    Para agilizar la toma de decisiones

    Cuando sucede algún imprevisto o catástrofe, es difícil actuar con rapidez. Tener preestablecidos protocolos de actuación mediante el plan significa que sabes qué se debe hacer en cada momento. Al tener ya planteadas las tomas de decisiones, la actuación es mucho más ágil y diligente.

    3
    Para minimizar las pérdidas

    Si en todo momento la empresa sabe cómo ha de actuar, el plan de recuperación se ejecuta de manera resoluta. Como es lógico, la brevedad en la recuperación ante el desastre repercute directamente en una reducción de pérdidas, tanto económicas como de tiempo.

    4
    Para afianzar la imagen de la empresa

    Actuar conforme a los protocolos adecuados de forma rápida y eficaz transmite confianza a los empleados y a los clientes. El poder salir airoso de un infortunio otorga a la empresa una imagen reforzada de su seguridad y savoir-faire, lo que implica una mejoría de su posicionamiento dentro del mercado.

    5
    Para una mayor protección y tranquilidad

    Estar preparado ante cualquier tipo de desastre que pueda suceder dentro de tu empresa da confianza. Se duerme más tranquilo sabiendo que dispones de un plan detallado, medios y recursos adecuados que te permitirán una pronta recuperación frente a todo tipo de percances y fatalidades.

    Si quieres conocer más sobre el plan de recuperación ante desastres para empresas, no te pierdas este webinar en el que se profundiza sobre cómo elaborar un Disaster Recovery en entorno Azure, la plataforma de computación en la nube de Microsoft.

    Disaster Recovery en Azure, Webinar Marqués ME

    Artículo escrito por Marqués | Soluciones Tecnológicas para Empresas

    Comentarios

    Últimos artículos

    Más leídos

    Se habla de..

    Artículos relacionados

    p