More

    Con Azure Arc, Microsoft quiere ir más allá en la nube híbrida junto con Anthos y Outposts

    «Mantén a tus amigos cerca, pero aún más cerca a tus enemigos». Esto es lo que debió pensar Microsoft al realizar el anuncio de que ya os hablamos en su momento. El anuncio más llamativo de Microsoft en MS Ignite allá por noviembre fue entorno a Azure Arc, que al igual que Outposts y Anthos, permite a Azure correr en sus rivales hiperescala.

    La razón, como la compañía así lo ha puesto en los materiales de prensa, es ir más allá de las definiciones habituales de nube híbrida en un área que se está convirtiendo rápidamente en algo más que apuestas y competiciones entre los hiperescaladores. Mark Russinovich, CTO de Azure, le dijo a ADnet que era lo que la compañía consideraba como «híbrido 2.0».

    Llega la nube híbrida 2.0 de la mano de Microsoft

    «Las empresas confían en un enfoque de tecnología híbrida para aprovechar su inversión local y, al mismo tiempo, utilizar la innovación en la nube.», escribió Julia White, vicepresidenta corporativa de Azure, en una publicación del blog. «A medida que se expanden más operaciones y aplicaciones comerciales para incluir dispositivos edge y nubes múltiples, las capacidades híbridas deben permitir que las aplicaciones se ejecuten sin problemas en dispositivos locales, en multicloud y en edge.»

    «Sin coherencia en estos campos, el coste y la complejidad crecen exponencialmente. Hoy, damos un salto significativo hacia adelante para permitir a los clientes pasar de la nube híbrida a la verdadera entrega de innovación en cualquier lugar con Azure.»

    Los primeros en la lista de servicios para entrar en Arc son Kubernetes y Azure SQL Analytics. Los clientes ahora «tendrán la flexibilidad de implementar Azure SQL Database y Azure Database para PostgreSQL Hyperscale donde lo necesiten en cualquier clúster de Kubernetes», como lo expresa la compañía.

    Si bien los tres grandes ahora tienen opciones donde los servicios se pueden implementar en diferentes nubes, no os imaginéis que todos están agarrados del brazo caminando hacia la puesta de sol. En el momento de VMWorld, el CMO de Pivot3, Bruce Milne, notó la tensión en el aire.

    «Existe una tensión estratégica obvia en la colaboración de VMWare con los proveedores de nube hiperescala, pero por ahora parece que han acordado una distensión colaborativa».

    Por su parte, Nick McQuire, vicepresidente empresarial de CCS Insight, señaló los cambios que Microsoft había realizado, aunque advirtiendo de algo:

    «Más del 60% de las empresas utilizan entornos multicloud y una combinación de computación en la nube local y pública en sus negocios, por lo que proporcionar un panel de control único, administración y seguridad consistentes en este entorno multidimensional se está convirtiendo en las nuevas reglas de participación en las Cloud Wars. Significa que Microsoft está cada vez más atento a las necesidades del cliente, pero también es una indicación de que las líneas de competencia en la nube están cambiando hacia la gestión del panel de control.»

    Quizás el análisis más completo fue el del colabortrador de Forbes, Janakiram MSV. Además de señalar los cambios en el plano de control, señaló dónde está mirando Microsoft en términos de atención al cliente. «Con Azure Arc, Microsoft está permitiendo que las empresas con infraestructura heredada se unan al carro de la nube híbrida. Microsoft no está alejando a los clientes que ejecutan hardware y máquinas virtuales heredadas de la nube híbrida. Las VM se tratan como ciudadanos de primera clase en el mundo de Azure Arc.»

    «La estrategia híbrida de Microsoft basada en Azure Arc y Strack parece convincente y conveniente. La diferenciación clave de Azure Arc radica en el equilibrio entre las cargas de trabajo tradicionales basadas en VM y las cargas de trabajo modernas en contenedores que operan en el mismo contexto de entornos híbridos y multicloud.»

    Últimos artículos

    Artículos relacionados

    p