Más

    ¿Cuál es la solución cloud adecuada para mi base de datos?

    Decir que las plataformas cloud son populares entre los administradores de IT es como decir que el agua está mojada. En los últimos años, la nube ha pasado de un interesante modelo de uso emergente al gobernante de facto de IT empresarial. Si bien la infraestructura local todavía está en uso, hay pocas organizaciones que al menos no estén considerando migrar a la nube. El coste es un motivador clave para esto. ¿Cuál es la solución cloud adecuada para mi base de datos?

    La teoría generalmente dice que la infraestructura en la nube es más barata y más rentable de ejecutar que los equivalentes locales. Esto es tanto en términos de CapEx requerido para la configuración como en términos de costes continuos. La escalabilidad también se cita con frecuencia como una ventaja, ya que permite a los departamentos de IT escalar la capacidad de su estructura hacia arriba y hacia abajo según lo necesiten. La nube es particularmente atractiva para los administradores de bases de datos, que buscan cada vez más migrar sus grandes aplicaciones de bases de datos antiguas y aprovechar los beneficios de la nube.

    Sin embargo, esta teoría no siempre es real. De hecho, muchos adminsitradores de bases de datos han encontrado para su consternación que una migración a la nube mal hecha, en realidad resulta en una eficiencia peor y costes más altos que los que tendrían con sistemas locales. Parte de la razón de esto es una evaluación subóptima de los requisitos de una organización antes de realizar el movimiento. No todas las bases de datos son iguales.

    ¿Qué solución cloud es adecuada para mi base de datos?

    Antes de trasladar nuestra base de datos a una infraestructura cloud, deberemos establecer qué nivel de servicio necesitamos. Esto controla el nivel de CPU, almacenamiento, memoria y capacidad de red a la que tiene acceso nuestra base de datos. La mayoría de los proveedores de la nube ofrecen herramientas de tamaño adecuado para predecir sus necesidades y modelar los costes en función de ellas. Sin embargo, debido a que generalmente se basan en recopilaciones de datos de sus bases durante un período fijo, no siempre son precisos. Esto es importante porque con los servicios cloud, como ya os hemos explicado, pagamos los recursos que aprovisionamos, no los que realmente usamos.

    La predicción inexacta de nuestras necesidades podría generar problemas más adelante. Ya sea por exceso de costes o defecto de rendimiento. Esto socava una de las principales ventajas de la nube: aunque la tecnología es inherentemente escalable, las restricciones de los niveles de suscripción pueden no serlo. Y esto se magnifica si nos decantamos por un entorno multicloud.

    ¿Cuál es la solución cloud adecuada para mi base de datos?

    Es importante, por tanto, tener una imagen precisa de nuestras necesidades antes de comenzar nuestra migración a la nube. Las altas cargas de trabajo también pueden afectar al rendimiento de manera distinta dependiendo de donde se encuentre nuestra base de datos. Si bien una infraestructura puede superar a otra cuando la demanda es moderada, con mayores tensiones, el rendimiento puede comenzar a disminuir. Esto es una consideración importante cuando se planifica la transferencia de sistemas críticos que son propensos a picos estacionales. La solución de monitoreo Foglight of Databases de Quest ayuda a contrarrestar estos problemas al permitir que los adminsitradores de bases de datos ejecuten análisis de rendimiento multiplataforma en cargas de trabajo de bases de datos cloud e instalaciones. Esto permite a los administradores profundizar en consultas SQL específicas que tienen mayor impacto en el rendimiento.

    Los costes ocultos de la nube

    El coste, por supuesto, es posiblemente la pieza más grande del rompecabezas. Todos los posibles problemas destacados anteriormente pueden tener un impacto en el precio que pagaremos por ejecutar nuestra base de datos en la nube. Al no ajustar nuestro nivel de suscripción, las empresas pueden terminar con facturas mensuales desmesuradamente grandes. Mientras tanto, los cuellos de botella en el rendimiento pueden dar lugar a un mayor tiempo de valor de nuestras aplicaciones. Una migración mal manejada también puede resultar en tiempo de inactividad mientras la base de datos se mueve.

    Quizás el mayor costo oculto de la nube, sin embargo, esté en la transferencia de datos y las tarifas de acceso. Con la mayoría de plataformas de nube pública, incurriremos en una pequeña tarifa cada vez que accedamos a nuestros datos. Así como también cada vez que transfiramos datos dentro, fuera o a través del entorno cloud. Si bien estos cargos generalmente son de céntimos por GB y son insignificantes, si no monitorizamos de cerca el uso de nuestra base de datos, es fácil tener altos cargos durante los períodos críticos.

    Finalmente, otra área que puede terminar presentando costes inesperados son los requisitos de herramientas para administrar las bases de datos. Los proveedores como Oracle sólo ofrecen sus herramientas de administración de bases de datos más sofisticadas para uso exclusivo dde los clientes con licencia en sus costosas bases de datos de edición empresarial. Esto puede ser un problema para ogranizaciones que deseen reducir el tamaño de sus licencias. Una solución para esto puede ser usar herramientas de terceros como Quest’s Toad para Oracle DBA Edition. Ofrece toda la funcionalidad de las herramientas de administración de bases de datos de Oracle en un paquete independiente que opera a parte del nivel de suscripción de nuestra base de datos.

    Comentarios

    En breve activaremos los comentarios.

    Relacionados

    Más leídos

    Se habla de..

    Artículos relacionados

    p