Más

    Cuatro formas de mantener los costes de la nube bajo control

    Los costes individuales de la nube pueden parecer manejables, pero también pueden dispararse rápidamente. Cuatro formas de mantener los costes de la nube bajo control.

    La pandemia y sus múltiples confinamientos y medidas demostraron ser un caso de uso empresarial perfecto para la computación en la nube. Desde videoconferencias hasta plataformas SaaS, el mundo logró seguir trabajando desde casi cualquier lugar que no fuese una oficina tradicional.

    Sin embargo, a pesar de los claros beneficios que la nube puede aportar a una empresa, no todos los responsables de toma de decisiones de IT están de acuerdo. Su coste y cuánto puede llevarse del presupuesto siguen siendo una preocupación para muchos.

    Individualmente, ciertos servicios pueden parecer baratos, pero agregar más al negocio puede generar también una factura costosa al final de cada mes.

    Cuatro formas de mantener los costes de la nube bajo control

    Presupuesta cuidadosamente los servicios en la nube

    Históricamente, los departamentos de IT podían analizar los costes de configuración, mantenimiento y actualización de los equipos y servicios locales. En base a eso, podían crear pronósticos y presupuestos realistas.

    Sin embargo, los servicios cloud requieren una nueva forma de presupuestar. Especialmente porque la mayoría de los servicios se ofrecen generalmente por suscripción.

    Cuatro formas de mantener los costes de la nube bajo control

    Estar atento a la eliminación de cuentas de usuario antiguas o no deseadas de los empleados que se han ido o ya no necesitan los servicios es una ventaja rápida cuando se trata de encontrar pequeños ahorros de costes.

    Subestimar la demanda de un servicio de una organización, que conduce a exceder o actualizar suscripciones, es uno de los errores más comunes y puede resultar en superar el presupuesto inicial.

    Gestionar el uso de la nube

    Dado que los servicios en la nube se utilizan de tantas formas distintas en una empresa, los costes pueden salirse fácilmente del control si los empleados no comprenden completamente las implicaciones de su uso. Si una licencia en la nube se basa en un modelo de uso, las aplicaciones que el personal inconsciente deja en funcionamiento y que se ejecutan continuamente pueden hacer que los costes se acumulen.

    Una estimación indica que las empresas pueden obtener un ahorro de costes del 70% simplemente apagando los servicios en la nube cuando no están en uso.

    Mantener visibles los servicios en la nube

    Invertir en herramientas que brinden supervisión de uso y la infraestructura de la nube puede revelar ahorros significativos en otros lugares. Estas herramientas pueden ayudar a elegir las mejores opciones en la nube para varias partes de la empresa. También ayudan a identificar y eliminar aplicaciones que no se están utilizando y a mejorar la funcionalidad de las aplicaciones existentes.

    Cuatro formas de mantener los costes de la nube bajo control

    Tener conocimiento del uso histórico de la nube y dónde se pueden encontrar ahorros hará que la predicción del uso futuro sea más precisa. Por tanto, los costes involucrados serán más fáciles de anticipar y más sencillos de controlar. Las plataformas de gestión de nube pueden ser una forma útil de hacer esto.

    La visibilidad de las licencias y los usuarios también ayudará con la facturación. Los servicios en la nube presentan un desafío para las empresas, ya que los costes pueden ser difíciles de dividir entre departamentos. Tener una forma clara de rastrear quién está usando qué servicio facilitará la división de las facturas del servicio en la nube a largo plazo, lo que a su vez distribuirá la carga financiera entre varios departamentos.

    Integrar servicios en la nube

    Muchas organizaciones más grandes utilizarán una combinación de recursos locales y en la nube en una infraestructura híbrida. Garantizar que los servicios estén integrados en las plataformas de administración es importante para monitorizar el uso y la coherencia con otras aplicaciones comerciales.

    Un servicio en la nube independiente puede ser la mejor opción para tu empresa en algunos casos. Sin embargo, estos suelen ser menos rentables que un paquete de servicios.

    Hay muchos beneficios para garantizar que los servicios en la nube están integrados con otros sistemas que utilizamos, como la recopilación y transferencia de datos fáciles.

    Comentarios

    En breve activaremos los comentarios.

    Relacionados

    Más leídos

    ¿Qué es el Internet de las Cosas Industrial? El concepto de Internet de las Cosas, o como se le conoce por sus siglas, IoT, abarca...
    Los usuarios ahora pueden denunciar correos electrónicos de phishing con un solo clic. El NCSC simplifica la herramienta de notificación de estafas de Outlook. El...
    La empresa es un especialista en soluciones de semiconductores de infraestructura. Marvell Technology da un nuevo impulso a los centros de datos con la...

    Se habla de..

    Artículos relacionados