¡Cumplimos un año! 🎂

¡Cloudmasters cumple un año! 125.000 gracias a nuestros lectores.

Más categorías

    Instalación de Windows 10, movilidad y tecnologías Cloud

    A principios de mes, Microsoft anunció una nueva característica en la que están trabajando para su sistema operativo Windows 10: instalarlo a través de la nube, sin necesidad de soportes físicos externos como discos ópticos o memorias USB; actualmente está disponible en la build 18950 del programa Insider, y se espera que esté plenamente funcional cuando lancen la siguiente gran actualización de Windows para el primer trimestre de 2020.

    A pesar de que esta característica no resulta una novedad para los familiarizados con los recursos Cloud, ni supone un nuevo cuño tecnológico, sí resulta tremendamente útil: a nivel doméstico ha supuesto una evolución, y a nivel corporativo ha agilizado muchos procesos.

    La nube como pilar del software

    Los soportes físicos han formado parte de la informática desde prácticamente sus inicios. Sin embargo, su uso está siendo relegado cada vez más a un segundo plano; una de las consecuencias más visibles de estos cambios se pueden observar en los licenciamientos de software y distribución del mismo.

    En el caso de sistemas Windows a nivel doméstico y corporativo, al adquirir un equipo informático cuya marca tiene un acuerdo de licenciamiento con Microsoft, el sistema operativo de las ventanas viene preinstalado en el sistema, por lo que el proceso de configuración es muy sencillo.

    Sin embargo, para todos aquellos casos en los que se necesita una licencia aparte, su adquisión se hace de manera separada. Esto último solía venderse como licencia de uso en soportes ópticos en todas las versiones de Windows comercializadas hasta ahora (y prácticamente cualquier distribución de software).

    Gracias a la masificación de internet, con el tiempo Microsoft ofreció una herramienta de instalación del sistema operativo a través de pendrives o discos ópticos caseros, y dentro de pocos meses este proceso pasará a ser completamente transparente, en la nube y accesible a través del menú de Configuración de Windows 10. De esta manera, la instalación es directa, limpia y solo se precisa de una conexión a internet.

    Linux y sistemas Macintosh como predecesores

    Esta funcionalidad no es nueva, ya que está disponible desde hace tiempo en sistemas de la competencia, como la distribución Debian de Linux o Macintosh; en el caso de este último, y gracias a la función de recuperación, la máquina se conecta a Internet y descarga la última versión de macOS disponible. De esta manera, no es necesario tener ningún sistema instalado previamente.

    En el caso de Linux, esta herramienta tampoco supone una novedad, ya que la nube en sí misma vertebra su sistema de funcionamiento; los repositorios – servidores que almacenan paquetes de software para poder repartirlos y usarlos en estos sistemas – han facilitado enormemente la tarea de instalación, funcionamiento y gestión de los mismos.

    De esta manera, la adquisición de software está lejos de cualquier soporte físico, mejora los procesos de actualización y aumenta la seguridad (ya que proceden de fuentes fiables). Hoy en día, el poder la nube ha permitido democratizar estos procesos, convirtiéndolos en un estándar en lo que a distribución y licenciamiento de software se refiere.

    Movilidad, recursos y tecnologías Cloud

    Más allá de la distribución de software, los recursos que proporciona la nube han cambiado tendencias, tanto a nivel personal como profesional; la movilidad – uno de los arquetipos de la década actual – está presente en cualquier ámbito y organización. Esto, a nivel de consultoría, se traduce en acceso remoto completo a equipos de clientes; ya sea mediante el uso de herramientas propias, VPN (Virtual Private Network) o de terceros, estas han aumentando la flexibilidad y escalabilidad de estos servicios.

    Por otro lado, el uso de las comunicaciones se ha potenciado y ha abierto la veda hacia una movilidad extrema; las tecnologías de streaming están cambiando (si no lo han hecho ya) el modelo de negocio de productoras audiovisuales, y los métodos de enseñanza están transformándose mediante cursos online, entre otros.

    Comentarios

    Últimos artículos

    Más leídos

    Se habla de..

    Artículos relacionados

    p