Más

    La computación cuántica llegará a la nube gracias a Microsoft

    La compañia de Redmond permitirá a sus clientes de la nube aprovechar las computadoras cuánticas fabricadas por Honeywell y dos nuevas empresas.

    Microsoft también se sube al carro de la computación cuántica…aunque lleva tiempo en ella realmente

    Microsoft ha llegado al momento en el que se encuentra ahora gracias a asegurarse de que Windows se ejecutase en muchos tipos diferentes de hardware. En la conferencia Ignite, la compañía dijo que su plataforma de computación en la nube pronto ofrecería acceso al hardware más exótico de todos y que últimamente parece estar más de moda: los ordenadores cuánticos.

    Microsoft es uno de varios gigantes tecnológicos que invierten mucho en computación cuántica, que al procesar datos usando procesos mecánicos cuánticos lo que promete una potencia computacional sin precedentes. Los de Redmond ahora están preparando su servicio de Azure para ofrecer a los clientes seleccionados acceso a tres computadores cuánticos prototipo, del conglomerado de Honeywell y dos nuevas empresas: IonQ, de Maryland y QCI, de Yale.

    Microsoft es precavido y no afirma que estas computadoras cuánticas estén listas para hacer un trabajo útil. El hardware cuántico existente es demasiado jóven todavía para eso, sin embargo, igual que Google e IBM, Microsoft dice que los desarrolladores y las empresas deberían empezar a jugar con algoritmos cuánticos y hardware para ayudar a la industria a aprender a usar esta tecnlología.

    https://physicsworld.com/wp-content/uploads/2018/07/D-Wave.png

    El nuevo servicio de Microsoft ha sido bautizado como Azure Quantum, e integra herramientas de programación cuántica que la compañía lanzó anteriormente con su servicio en la nube. Los codificadores pueden ejecutar código cuántico en hardware de esa tecnlología simulado o real de las tres empresas anteriormente citadas.

    Microsoft anunció el nuevo servicio en Ignite, diciendo que se lanzaría en los próximos meses. Los socios de la compañía ejecutarán sus computadoras cuánticas en sus propias instalaciones, pero vincularán a la nube de Microsoft a través de Internet. Los de Redmond tienen su propio programa de investigación cuántica de larga duración, pero aún no han producido ningún hardware de este tipo de tecnología.

    A diferencia de lo que ocurre con un servicio similar de IBM, Microsoft ofrece acceso a varias tecnologías cuánticas diferentes, en lo que podría ser una vista previa del futuro del mercado.

    Debido a que el hardware cuántico es difícil de manejar, se espera que la mayoría de las empresas que lo usen lo hagan a través de la nube en lugar de comprar ellos mismos este hardware. IBM y Google de momento sólo hablan de vender este hardware, Microsoft va más allá y ofrece este servicio a través de la nube también.

    En cuanto a las empresas que mencionábamos, Honeywell e IonQ codifican datos utilizando iones individuales atrapados en campos electromagnéticos, mientras que QCI usa circuitos metálicos superconductores, un enfoque más similar al que IBM y Google.

    Hablemos del modelo que ofrece Microsoft

    El modelo de Microsoft para la nube cuántica también podría resolver un problema para las empresas que están progresando en este campo, como Honeywell o varias startups ricas en fondos, que no tienen negocios en la nube propios y pueden tener dificultades para atraer clientes.

    “Esto nos permite centrarnos en lo que somos mejores, hacer las mejores computadoras cuánticas en su clase”, dice Peter Chapman, CEO de IonQ.

    https://images.csmonitor.com/csm/2014/06/0619-quantum-computer.png?alias=standard_900x600

    Las computadoras cuánticas están construidas a partir de dispositivos llamados qubits que operan con datos digitales al igual que los componentes de hardware convencional pero debido a que los qubits codifican 1s y 0s en efectos de mecánica cuántica, como el giro de partículas subatómicas, pueden cambiar a un tercer estado que es una superposición de 1s y 0s al mismo tiempo. Este estado, a diferencia de cualquier cosa en el mundo humano diario, permite las matemáticas que pueden atajar los cálculos imposibles para ordenadores convencionales (aunque sean también super ordenadores).

    El principal problema de esta tecnología está en el calor y la inestabilidad. Los procesos mecánicos cuánticos son muy sutiles y se abruman rápido por el calor o el ruido electromagnético.

    Comentarios

    En breve activaremos los comentarios.

    Relacionados

    Más leídos

    Se habla de..

    Artículos relacionados

    p