¡Cumplimos un año! 🎂

¡Cloudmasters cumple un año! 125.000 gracias a nuestros lectores.

Más categorías

    El Modern Workplace, un concepto pretencioso

    Imaginaos que acabáis de encontrar la casa de vuestros sueños: Un jardín enorme, piscina, domotizada al máximo, una cocina tipo isla, un salón con mesa de billar y una TV de 82′, y una habitación dormitorio con una cama de 200×200… pero la casa no tiene puerta, solo puedes acceder por la única ventana que tiene a 2 metros de altura o por un agujero mal excavado hacia el sótano, no tiene suelo, en su lugar una arena que se embarra cuando llueve, sin calefacción en invierno y sin aire acondicionado en verano. ¿Es esa la casa tus sueños?

    Con el concepto de Modern Workplace pasa exactamente lo mismo. Nos maravillamos con las posibilidades del concepto que nos olvidamos de lo básico: sin un buen equipo que te ofrezca movilidad, sin unos equipos de comunicaciones que te permitan trabajar en remoto, sin equipos que te permitan digitalizar tus documentos o incluso sin opción de crear sistemas híbridos de almacenamiento, el Modern Workplace no es más que un concepto pretencioso, como lo es una casa con los lujos propios de una mansión, pero sin lo básico para considerarlo vivienda.

    Un equipo de gran potencia, versatilidad y que potencie la movilidad como los equipos de Surface es lo básico para empezar a hablar de un puesto de trabajo moderno.

    Porque seamos sinceros, Modern Workplace es movilidad y si no puedes desplazar tu puesto de trabajo de una manera cómoda y sencilla a cualquier parte, olvídate porque no estamos hablando de Modern Workplace.

    Un portátil, una tableta profesional o incluso una equipo híbrido entre ambos dispositivos son los equipos básicos para empezar a hablar de un puesto de trabajo moderno.

    Se ha hablado por activa y por pasiva de los sistemas de colaboración que favorecen la telecomunicación, al fin y al cabo Modern Workplace es colaboración y comunicación.

    Y eso lo hemos vivido (y lo seguimos viviendo) todos durante la crisis de COVID-19 con el auge por ejemplo de herramientas de colaboración para videoconferencias, pero si no tenemos una buena cámara o unos buenos auriculares, acabaremos hablando a gritos a nuestro portátil, pidiendo a tu interlocutor que repita algo de lo que no te has enterado o viendo como haces el “robocop” en su pantalla, sin ni siquiera haber pasado por el “crusaito” o el “maikelyakson”.

    Auriculares profesionales o sistemas de audioconferencia o los sistemas de videoconferencia personales son las soluciones ideales para no tirar al traste una inversión en herramientas de colaboración por no contar con los dispositivos que hacen de switch entre tú y ese sistema.

    También se nos ha llenado a todos la boca con el concepto de transformación digital, y es lógico, porque Modern Workplace es digitalización, pero ¿y que hay de las herramientas que nos permiten digitalizar?

    Un escáner documental nos va a permitir llevar toda esa documentación física a un entorno digital y todo ello ha de poder almacenarse, donde tan de moda se está poniendo los entornos híbridos, por lo que contar con equipos NAS se hacen fundamentales.

    Así pues, primero convierte tu casa en un hogar habitable y luego ya lo llenarás de lujos, porque de la misma manera, hacer grandes inversiones en sistemas de colaboración cuando no tienes los dispositivos básicos para trabajar con él de manera óptima, no deja de hacer del concepto de Modern Workplace un concepto pretencioso.

    Artículo escrito por Raúl Polo Simón, Devices & Unified Communications Area Manager en GTI Software & Networking

    Comentarios

    Últimos artículos

    Más leídos

    Se habla de..

    Artículos relacionados

    p