More

    Prepárate para un seísmo en la estructura empresarial para 2020, todo ello «por culpa» de la nube

    La industria de la tecnología sigue avanzando a un ritmo más bien rápido, con nuevos desarrollos como IoT e IA avanzando a pasos agigantados en el lapso de sólo unos meses.

    El impacto más amplio de esto es que la estructura misma de los negocios está siendo alterada por esta aceleración, y la gestión de tales tecnologías se está convirtiendo en una disciplina, y una necesidad en sí misma.

    En 2020, será más importante que nunca el contar con los protocolos y sistemas adecuados para administrar el estado de la tecnología en constante expansión, particularmente a medida que continuamos viendo más tecnologías innovadoras como la computación cuántica. Si no se evalúa y asimila adecuadamente en la empresa, estas innovaciones pueden convertirse en un dolor de cabeza para los equipos de IT y finanzas, así como para la operación del negocio en general.

    Con esto en mente, estas son algunas ideas de cómo será 2020 a medida que este cambio tecnológico en los negocios se ponga en marcha.

    Los roles IT cambian y exigen conjuntos de habilidades más amplios

    Los últimos 10 años han visto surgir muchos roles nuevos de IT (CDO, Jefe de Excelencia en la Nube, Gerente de TBM…) que no fueron concebidos en la década anterior. El ritmo del cambio en la tecnología significa que esto sólo continuará y, como resultado, deberá haber una mejora concurrente tanto en las habilidades duras (desarrollo de IA) como en las blandas (administración de la relación de IT con el resto del equipo de negocio).

    «Azure, GCP y otras continuarán mejorando sus especialidades en 2020, centrándose en la escala o el sector o brindando capacidades de IA para proporcionar diferenciación.»

    Si bien las unidades de negocios individuales serán las que impulsarán las nuevas tecnologías para buscar la innovación, el CIO y el equipo de IT en expansión ahora serán los que garanticen que estas demandas se alineen con las necesidades comerciales generales. Este cambio en el alcance del trabajo y el mayor nivel de responsabilidad que conlleva, significa que los profesionales de IT deben mejorar sus habilidades para cumplir con las nuevas demandas de rol.

    La adopción de IA e IoT debe coincidir con una mejor alineación de IT con el negocio

    La adopción de IT y la IA están en aumento, ya que muchas organizaciones se dan cuenta cada vez más de los beneficios comerciales de las tecnologías. Sin embargo, a medida que estas tecnologías se trasladen a la corriente principal, las empresas tendrán dificultades para cuantificar su valor con el tiempo, ya que sus sistemas de financiación de IT no están configurados para esto.

    En 2020, la capacidad de calcular el ROI a largo plazo a partir de tecnologías con costes que no son fijos será cada vez más importante para los CIO y CTO que buscan justificar sus inversiones en tecnología.

    IoT, por ejemplo, ampliará la base de costes para el equipo de IT a medida que proliferen los dispositivos inteligentes. Si bien esto puede reducir costes, como la mano de obra, con el tiempo es probable que los dispositivos inteligentes se conviertan en otra capa de tecnología heredada. Esto hace que sea difícil evaluar el coste total de propiedad sin tener herramientas dedicadas para hacerlo. Del mismo modo, la IA producirá resultados rápidos a corto plazo, reduciendo los procesos manuales laboriosos, pero su valor es más difícil de cuantificar con el tiempo.

    Para ambas tecnologías, a igual que con otras innovaciones emergentes, los CIO y CTO deberán contar con una estrategia defendible para demostrar su valor a fin de alinearse con las necesidades de la empresa y al mismo tiempo equilibrar sus presupuestos.

    La gestión de las finanzas de IT debe cambiar para que Agile funcione

    Agile, como ya os contamos, se está convirtiendo en una forma cada vez más popular para que los equipos de IT con visión de futuro trabajen, pero los sistemas financieros de IT no están configurados para evaluar adecuadamente los costes y el valor comercial. A medida que la forma en que las empresas trabajan pasa de una metodología en cascada a una ágil, no sólo el equipo de finanzas de IT necesita cambiar para mantenerse al día, sino que también lo debe hacer la administración de la organización general.

    El desarrollo del producto ha cambiado, con múltiples pruebas ha cambiado, con múltiples pruebas iterativas que ahora tienen lugar para cada mejora incremental. Es imperativo que el resto del negocio también cambie para alinearse con este cambio, particularmente el CFO. El CFO debe asegurarse de que el capital de la organización se gaste sabiamente y en las áreas correctas para apoyar los objetivos a corto y largo plazo de la organización.

    Los proveedores de la nube se especializarán en sus ofertas en lugar de luchar contra los precios, y las empresas deben conocer las implicaciones de los costes

    Como se ve en otras industrias de software, las guerras de precios excesivamente agresivas tienen el potencial de alterar el mercado de la nube. Dado esto, se espera que Azure, AWS y GCP continúen mejorando sus especialidades en 2020 para proporcionar diferenciación.

    Esto tendrá un efecto indirecto en los costes. Las comparaciones directas de precios ya son difíciles, pero en el futuro, las empresas tendrán que hacer un trabajo mucho mejor al vincular el valor a la nube para tomar las decisiones correctas para sus necesidades comerciales. Los servicios en la nube se escalan constantemente para satisfacer la demanda, lo que aumenta el coste, pero ¿Cómo se comparan los proveedores o servicios entre sí? ¿cómo sabemos el valor exacto que obtenemos por nuestro dinero?

    Para combatir esta incertidumbre, en 2020 las empresas deberán establecer un centro de excelencia en la nube y una mentalidad «FinOps», en la que todas las áreas del negocio tengan una mayor comprensión y responsabilidad del gasto en la nube. Actualmente, la mayoría de las funciones de IT no tienen la configuración adecuada para administrar el gasto en la nube, con instancias dispares. Esto debe cambiar a medida que las empresas maduren su estrategia cloud y deberían comenzar con el desarrollo de una estrategia central de IT de empresa.

    Últimos artículos

    Artículos relacionados