Más

    ¿Sabes reír y liderar al mismo tiempo?

    Nuestras mentes son muy buenas para encontrar maneras de preocuparse en el trabajo. Piénsalo. En realidad, no lo pienses, porque eso es parte del problema. Pensamos demasiado en ello.

    En Psychology Today, Mark Leary, Ph.D., explica cómo a lo largo de miles de años, hemos pasado de centrarnos en el presente a obsesionarnos por el futuro. Pensamos tanto en el “qué pasaría si” que no nos damos cuenta del costo negativo de dejar que nuestras preocupaciones nos invadan.

    Es por eso, que necesitamos reemplazar nuestra preocupación con humor. Está bien. Disfrutar del trabajo, o ir un paso más allá, reírse del trabajo, tiene un impacto positivo en usted y en las personas que lo rodean.

    La primera vez que me interesé por el impacto de la preocupación y el estrés en el lugar de trabajo, fue cuando descubrí que mi padre tenía un bypass cuádruple a la edad de 45 años. A pesar de sus mejores esfuerzos, vi cómo el estrés de su trabajo y el hecho de tener un mal jefe impactaron su vida.

    Quizás eso fue lo que llevó a mi pasión por ayudar a las personas a darse cuenta de que tienen el poder de preocuparse menos y disfrutar más.

    El caso de negocio para reír

    Sabemos por Gallup (firma de desarrollo de liderazgo) que cuando las personas se centran en sus fortalezas, el compromiso aumenta. Lo que es aún más impactante es la relación que Fabio Sala observó en Harvard Business Review entre los ejecutivos que usaron el humor en el lugar de trabajo y los bonos que recibieron.

    Cuanto más “divertido” es un ejecutivo, mayor es la bonificación. Diría que es un incentivo no solo para permitir el humor en el lugar de trabajo, sino también para crear un clima donde se fomente el disfrute y el humor.

    Hay claros beneficios del humor en el lugar de trabajo: menos agotamiento, mayor probabilidad de aprendizaje, más colaboración, una recuperación más rápida de situaciones estresantes y un aumento en la eficacia general del trabajo. Como líder, mi conjetura es que usted aprovecharía la oportunidad para aumentar la probabilidad de cualquiera de estos beneficios.

    Una razón por la cual el humor es tan beneficioso es porque no puedes experimentar dos emociones a la vez. Si te ríes o sientes placer, no puedes sentirte presionado o estresado.

    Es como unas mini vacaciones. Esas mini vacaciones reestablecen nuestra batería emocional, y todos sabemos lo importante que es mantener nuestras baterías cargadas.

    Cómo usar el humor en el trabajo

    Ahora que entendemos por qué el humor es importante, veamos cómo puede integrarlo en su lugar de trabajo. Los investigadores han aprendido que el humor puede ayudar a las personas a recuperarse de situaciones estresantes.

    Si bien no faltan situaciones políticas o estresantes en el trabajo, faltan soluciones para reducir el estrés. He aquí unos consejos:

    • Crea áreas recreativas en tu espacio de trabajo y organiza eventos divertidos con el fin de aprovechar el humor para amortiguar el estrés y aumentar la moral, la productividad y la persistencia.
    • Notificar sus intenciones. Comienza las presentaciones notificando a tu audiencia tus intenciones. Puedes decir algo como: “Por favor, no confundas mi uso del humor con la falta de enfoque en lograr nuestros objetivos. Creo que podemos reír y aprender, y al disfrutar de nuestro trabajo juntos, es más probable que tu equipo esté abierto al aprendizaje y retenga la información por más tiempo, porque tendrá una experiencia emocional positiva”.
    • Usa un Video. Otra estrategia de humor es usar el video para dar a las personas unas “vacaciones” emocionales. Según la investigación realizada por los científicos psicológicos David Cheng y Lu Wang, las personas que vieron un video divertido antes de completar una tarea tediosa “aumentaron la persistencia” al realizar esa tarea. Puede aplicar esto en su propio negocio alentando a las personas a ver videos divertidos o mostrándolos usted mismo, siempre que sean apropiados.

    ¿Qué pasa si no soy gracioso?

    Permítame que lo aclare: no tiene que ser un comediante para que el humor le ayude. Si está en una posición de poder y no es naturalmente ingenioso, no hay necesidad de sentir pánico. Todavía puedes crear un entorno donde las personas puedan reírse.

    Una cosa que puedes hacer es pedirle a tu gente con anticipación que comience las reuniones del equipo con chistes o historias divertidas (correctas en términos de género y raza obviamente). Esto demuestra que usted aprecia cómo el humor puede llevar al éxito y brinda a otras personas la oportunidad de contribuir a un ambiente de trabajo positivo.

    El sarcasmo puede ser una herramienta efectiva, pero también puede enviar mensajes mixtos. Manténgase alejado de la entrega de mensajes importantes a través del sarcasmo. Dadas nuestras normas culturales, muchas personas pueden pensar que las cosas que se dicen en broma son declaraciones verdaderas.

    Si algo es importante y desea enviar un mensaje claro que sea útil en lugar de hiriente, omita el humor y el sarcasmo. Puedes ser claro y amable al mismo tiempo. Asegúrese de que su intención coincide con su impacto.

    La realidad es que el humor les da a nuestros cerebros un descanso, un descanso de preocuparse por lo que sigue. También es la conexión más cercana entre dos personas. Cuando te ríes, no te preocupas ni te concentras en lo que puede o no puede suceder. Estás en el momento y ese momento mental te ayuda a sentirte renovado.

    En mi experiencia, la gente teme al humor en el lugar de trabajo debido a la creencia común de que, si te estás riendo, no estás aprendiendo o trabajando. Eso no es cierto. Puedes reír y aprender, y tal vez incluso aprender más porque las personas están abiertas. Es un equilibrio entre centrarse en lo que se necesita hacer y fomentar la diversión.

    Comentarios

    En breve activaremos los comentarios.

    Relacionados

    Más leídos

    Se habla de..

    Artículos relacionados

    p