More

    ¿Sabías qué…? Big Data se está transformando.

    Los dispositivos edge recopilan, analizan y almacenan información sobre el usuario, su entorno y su respuesta al mismo. El resultado es que más de nuestra información estará en dispositivos que podemos (o no) ver. Esto se traduce en que el Big Data se está transformando en una dispersión de los datos pequeños.

    Las organizaciones quieren acercarse a sus clientes. La proximidad les permite ser más receptivos y personales. También les permite tener más control sobre la relación. Debido a que los dispositivos IoT ahora tienen la capacidad suficiente para resolver problemas reales, cada empresa está construyendo una estrategia de vanguardia.

    Big Data se está transformando

    Los datos son el corazón de cualquier estrategia informática de vanguardia. Los dispositivos edge recopilarán, analizarán y almacenarán información sobre el usuario, su entorno y su respuesta al mismo. El resultado es que más de nuestra información estará en dispositivos que podemos (o no) ver. Esta es una «pequeña dispersión de datos», donde los segmentos de información sobre nosotros mismos se extenderán por todo el entorno.

    Big Data se está transformando

    En los próximos años, el mercado cambiará su enfoque de big data a pequeña expansión de datos. Big Data es más fácil de controlar, administrar y analizar. Se almacena en un «lago» central de datos, donde los custodios de datos aseguran los mismos y un puñado de científicos de datos actúan sobre ellos. La expansión de datos pequeños aumenta el valor y el riesgo asociado con nuestros datos. Las empresas, los organismos reguladores y especialmente los individuos deben prepararse para un mundo de pequeña expansión de datos.

    Una serie de ideas acerca de la transformación del Big Data

    El tecnólogo Jede de Druva, Stephen Manleu, da una serie de puntos acerca de esto:

    La cantidad de dispositivos edge (IoT) está creciendo exponencialmente

    Los analistas creen que hay alrededor de 20 millones de dispositivos edge en el mundo, y el número está creciendo exponencialmente. Si bien la mayoría de las personas en medidores inteligentes, automóviles y dispositivos portátiles, IoT y edge se extienden a todas las industrias. los agricultores, los fabricantes de dispositivos médicos y fabricantes recopilan constantemente telemetría; gobiernos, casinos y compañías minoristas hacen lo mismo con el vídeo.

    La cantidad de datos que generan estos dispositivos también está creciendo

    Ingenieros y científicos siempre quieren más datos. Incluso si no pueden usarlo ahora, quieren datos históricos para extraer en el futuro. Por lo tanto, la cantidad de datos generados por dispositivo se está disparando. El vídeo y el audio, que ya requieren más datos de telemetría, están creciendo con mayor definición. Los dispositivos de telemetría, para que nos entendamos, generan más datos que se recopilan con mayor frecuencia. Los coches ya generan 25 GB/Hora y este número aún está aumentando más.

    El procesamiento inicial debe realizarse en el sitio

    Los dispositivos edge se están convirtiendo en computadoras completas porque el procesamiento inicial debe realizarse localmente. Si hablamos de automóviles autónomos o de marcapasos, no podemos depender de redes lentas. Si deseamos identificar crímenes o problemas ambientales, tampoco. Por lo tanto, la computación en tiempo real se realizará en el propio dispositivo edge. El resultado de esto es, una vez más, una pequeña expansión de datos.

    El aprendizaje automático debe realizarse en el centro

    Los dispositivos edge pueden ejecutar algoritmos, pero el aprendizaje automático sólo se puede realizar en el centro. Para aprender, los sistemas necesitan acceso a un conjunto completo de datos, en muchos dispositivos. También necesitan aplicar más recursos informáticos durante un período de tiempo más largo. Edge se optimizará para la transmisión. El centro, por su parte, se optimizará para el análisis, enriquecimiento y aprendizaje.

    La nube será el objetivo para consolidad los datos pequeños

    Las organizaciones consolidarán los datos edge en la nube, ya que permiten tanto el machine learning como el cumplimiento a escala. La nube es el único lugar con suficiente potencia, capacidad y accesibilidad para almacenar los datos. Permite a los clientes aplicar potentes herramientas de análisis, por lo que no necesitan buscar en el mercado los escasos recursos de los científicos de datos. Finalmente, la nube ofrece una vista centralizada de los centros de datos regionales. Por ello, los equipos cloud pueden administrar los datos de forma centralizada para cumplir con las regulaciones locales.

    Últimos artículos

    Artículos relacionados