More

    Cómo la IT reacciona ante el COVID-19

    No hace falta mucho para que el mundo se ponga patas arriba. Hace tres meses, a pesar de los informes nefastos de un nuevo coronavirus y una epidemia creciente en China, el trabajo y el ocio en otros sitios eran normales. Esto era así especialmente en la industria tecnológica. El Consumer Electronics Show (CES) anual atrajo a más de 175.000 asistentes a Las Vegas. Entre ellos, se incluían más de 61.000 extranjeros. A pesar de algunas advertencias de los proveedores con inversiones significativas en Wuhan, la planificación continuó a buen ritmo. Esto se extendió al resto de eventos de primavera. Se reservaron vuelos, hoteles y demás. Así es cómo la IT reacciona ante el COVID-19.

    A partir de este momento, las cosas comenzaron a ir mal. A mediados de enero, llegó el primer caso de COVID-19 fuera de China. Unos días después, la Comisión Nacional de la Salud de EE.UU confirmó que se estaba produciendo una transmisión de persona a persona. A finales de mes, la OMS dijo que el brote era una emergencia de salud pública. Menos de seis semanas después, el 11 de marzo, la OMS declaró el estatus de pandemia para el coronavirus cuando ya teníamos la mayoría de países del mundo infectados.

    Así es cómo la IT reacciona ante el COVID-19

    Al igual que en otros sectores, las acciones de los proveedores de IT con respecto al coronavirus, no han sido uniformes. Sin embargo, muchos en la industria de la tecnología han tomado roles de liderazgo activos para responder y, con suerte y trabajo, sofocar el COVID-19.

    Cuidando a los tuyos pero también a los demás

    No es demasiado exagerado decir que la industria de la tecnología ya se preparaba antes del COVID-19. Es probable que esto se deba a las considerables asociaciones e inversiones de manufactura que muchos proveedores tienen en Wuhan. Más que muchos otros sectores, los proveedores IT también tienden a la naturaleza global de las cadenas de suministro. Como falle el principio de la cadena, falla todo.

    Mientras que los políticos y funcionarios de EE.UU no sabían muy bien qué hacer (bueno, y del resto del mundo) hasta febrero, las compañías de tecnología movieron ficha desde un principio. Lenovo fue uno de los primeros en actuar. A principios de marzo la mayoría de eventos de las grandes IT comenzaron a cancelarse y muchos proveedores comenzaron a anunciar planes para hacerlos online.

    Unos días más tarde, Dell fue de los primeros en describir los planes de cambio en sus políticas de viaje y trabajo en el hogar. También daba consejos de salud a sus empleados. El resto de proveedores siguieron a Dell enseguida.

    Compromisos colaborativos e individuales

    Los proveedores de tecnología han asumido roles de liderazgo para apoyar los esfuerzos de investigación y mitigación de COVID-19. También están ayudando activamente a sus clientes y socios a superar la crisis. IBM anunció una colaboración con el DOE, MIT y más instituciones y proveedores de tecnología para ofrecer capacidad de supercomputación para el análisis, tratamiento y posibles curas del COVID-19.

    Cómo la IT reacciona ante el COVID-19

    Dell, Lenovo, Ciscco y otros proveedores también apoyan activamente una variedad de esfuerzos contra el COVID-19. Estos incluyen ayudar a los clientes y socios a mejorar la continuidad del negocio y la productividad del lugar de trabajo. Esto incluye entregar terminales robustas para portátiles, convertibles y escritorio. También suplementar los recursos del centro de datos y soporte de tecnologías de videoconferencia y colaboración. Numerosos proveedores de tecnología como la propia Microsoft dan ofertas de herramientas colaborativas tanto para clientes actuales como nuevos durante esta crisis.

    Conclusión

    Cuando nos enfrentamos a eventos extraordinarios, es común que las personas miren al pasado en busca de orientación y conocimientos. No es sorprendente que se hayan publicado numerosos comentarios que comparan al COVID-19 con desastres médicos anteriores. Si bien estos eventos pueden ser instructivos desde el punto de vista de la comprensión de la dinámica de los brotes, no son eficaces para mapear al coronavirus.

    Esto se debe en parte a los cambios masivos en la comprensión de los virus, del contagio y de la epidemiología que ocurrieron durante el siglo pasado. Aunque COVID-19 ha producido y produce innumerables tragedias y sigue, la detección y análisis de este virus han sido infinitamente más rápidas que en anteriores epidemias, de ahí que no sé yo si servirán para mapear el actual coronavirus más allá de lo dicho. Los esfuerzos que están realizando los proveedores de IT y muchas otras empresas apuntan a mantener o aumentar este impulso y acelerar la búsqueda de una cura.

    Últimos artículos

    Artículos relacionados

    p