Más

    ¿Cómo sigue apoyando el Cloud la lucha contra el Covid-19? ¿Sabías qué…?

    El mayor uso de los servicios en línea provocado por la pandemia del Covid-19 ha creado nuevos requisitos técnicos para las organizaciones. Desde la pausa impuesta por la pandemia a la mayoría de las actividades en persona hasta el cambio que nos acompaña a la vida digital. También han cambiado los sitios web y las aplicaciones, que ahora deben ser escalables y capaces de reaccionar a la demanda en tiempo real. ¿Cómo sigue apoyando el Cloud la lucha contra el Covid-19?

    ¿Cómo sigue apoyando el Cloud la lucha contra el Covid-19?

    La arquitectura monolítica tradicional simplemente no está hecha para esto. Con los equipos de desarrolladores obligados a crear aplicaciones y agregar nuevas funcionalidades rápidamente, la contenedorización de las cargas de trabajo es vital. Gartner predice que para 2022, más del 75% de las empresas ejecutarán aplicaciones en contenedores.

    Esto ha significado que estar listo para la nube ya no es solo algo «agradable de tener». Se ha vuelto esencial para las organizaciones a medida que continúa la respuesta global ante el Covid-19. Desde el cuidado de la salud hasta el comercio minorista, la nube apuntala y acelera la adopción de la tecnología necesaria para satisfacer estas nuevas demandas. También garantiza que las organizaciones puedan sostener de manera eficiente estos esfuerzos en el futuro.

    A continuación, se muestran algunos ejemplos de servicios y capacidades clave en los que el uso de la nube ha sido y seguirá siendo invaluable.

    Respaldar las crecientes necesidades de atención médica

    El Covid-19 ha significado inevitablemente que las organizaciones de atención médica se enfrenten a mayores presiones. No solo tratando las infecciones en si mismas, sino también asegurando que el estándar de atención para los pacientes con otras enfermedades sigue siendo alto. La nube es adecuada para aliviar estas presiones. Tomemos como ejemplo el cambio a la «telesalud». Permitir que los pacientes reserven sus propias citas y accedan a servicios online mientras se enfrentan a una activad de usuario sin precedentes no es fácil. Requiere una base de datos escalable y basada en microservicios.

    Con muchas autoridades de atención médica preparadas para realizar tantas evoluciones de salud como sea posible, las aplicaciones basadas en la nube deben ajustarse y escalarse. Deben hacerlo a medida que los desarrolladores aprenden a navegar por esta mayor demanda. Es posible que países de todo el mundo se estén adaptando a vivir con el virus, pero los servicios de salud continúan enfrentándose a una tensión grave.

    ¿Cómo sigue apoyando el Cloud la lucha contra el Covid-19?

    Optimización de recursos

    Los equipos de desarrollo han estado bajo una presión cada vez mayor desde que los esfuerzos de digitalización se han acelerado en respuesta al Covid-19. Hay investigaciones que muestran que el 65% de los ciudadanos sienten que la tecnología les ha facilitado la vida durante el confinamiento. Sin embargo, es posible que muchos no se den cuenta de los incansables esfuerzos de los departamentos de IT para permitir que esta tecnología funcione sin problemas durante las 24 horas del día.

    El comercio minorista es un claro ejemplo de esto. Como las tiendas no esenciales se vieron obligadas a cerrar, las aplicaciones y sitios web de los minoristas experimentaron enormes picos de tráfico. Esto significa que, además de adaptar sus procesos de trabajo de acuerdo con el distanciamiento social, los desarrolladores han dedicado tiempo a crear aplicaciones. También a mejorar las capacidades existentes y facilitar la recopilación rápida de los datos. Todo ello para que las aplicaciones de los minoristas puedan mantenerse al día con este aumento de demanda.

    Esto no es una tarea sencilla, pero con aplicaciones basadas en la nube, es más fácil sobrellevar estos picos.

    Ahorro de costes a largo plazo

    Una consecuencia inevitable del Covid-19 es el impacto económico. Muchas organizaciones tienen que centrarse más en iniciativas de ahorro de costes que antes. Cuando se trata de IT, la nube es apta para reducir estos gastos a largo plazo.

    Es posible que algunas organizaciones no se den cuenta de que muchos proveedores cloud operan con un modelo de precios de pago por uso. Esto significa que no gastas en servicios que no vas a usar. Esto también se combina con reducciones de costes a más largo plazo debido a la optimización de recursos, reducciones de las cargas operativas y administrativas y en los tiempos de implementación más rápidos.

    Mirando hacia el futuro

    Aunque las organizaciones están comenzando a adaptarse a los impactos del Covid-19, los efectos serán duraderos y algunos modelos comerciales deberán cambiar de manera irreversible. Por lo tanto, la tecnología que sustenta esta respuesta y recuperación a largo plazo debe ser segura. También debe ser robusta y escalable, y aquellos que se centren en estar preparados para la nube, estarán en la mejor posición para cumplir este requisito.

    Si algo ha surgido de los acontecimientos recientes, es que la tecnología juega un papel más crucial en nuestro sustento y bienestar. Ahora queda por ver cómo la innovación técnica demuestra su valor aún más.

    Comentarios

    En breve activaremos los comentarios.

    Relacionados

    Más leídos

    Las empresas no podrán unirse a Gaia-X a menos que preparen sus operaciones para que sean compatibles, advierte la firma. HPE lanza un esquema...
    Virgin australia tuvo que cancelar más de 30 vuelos durante el fin de semana del 22 de mayo, aunque dijo que el problema ya...
    La empresa china de tecnología minorista usará Azure para administrar su tecnología en más de 20.000 tiendas en 50 países. Microsoft amplía su presencia...

    Se habla de..

    Artículos relacionados