Más

    ¿Está lista tu empresa para una migración Cloud?

    Los ejecutivos de IT a menudo se enfrentan a dificultades o experimentan un éxito limitado en su migración a la nube, pero esto no es una razón para rendirse. ¿Está lista tu empresa para una migración Cloud?

    En teoría, deben utilizarse las lecciones aprendidas para mejorar los resultados en intentos posteriores. Aquí os dejamos una checklist de las áreas principales que las organizaciones que buscan modernizar las aplicaciones críticas deben considerar para evitar repetir sus errores.

    ¿Está lista tu empresa para una migración Cloud?

    Designación de un arquitecto de migración

    Cada proyecto de migración a la nube debe establecer un rol de arquitecto de migración desde el principio para liderar el esfuerzo. Este sería un puesto a nivel de arquitecto de sistemas y el individuo sería responsable de planificar y completar todos los aspectos de la adopción de la nube. El rol es responsable de definir la refactorización necesaria para una migración exitosa. También debe diseñar las estrategias para la migración de datos, delinear los requisitos de la solución cloud y determinar las prioridades. Además, debe establecer los mecanismos de cambio de producción.

    Con tantos engranajes girando durante el gran proyecto de migración, hay muchas decisiones críticas y planes técnicos que deben tomarse. El arquitecto de migración supervisa todo y será el responsable de todos los aspectos de la migración. Esto es esencial para el éxito del proyecto.

    Integración en la nube

    Hay dos formas en que las organizaciones pueden mover una aplicación de un centro de datos local a la nube. Puede ser a través de la integración de la nube de forma superficial o bien de forma profunda.

    ¿Está lista tu empresa para una migración Cloud?

    La integración superficial en la nube también se conoce como “lift-and-shift“. En ella, los equipos de IT trasladan la aplicación local a la nube y no pueden realizar cambios, o éstos son limitados, en los servidores instanciados en la nube con el fin de ejecutar la aplicación. Esto es rápido y sencillo, ya que los cambios menores en la aplicación son suficientes para que se ejecute en un nuevo entorno. No se necesitan servicios exclusivos de la nube. Este enfoque se llama lift and shift porque la aplicación se levanta “tal cual” y luego se mueve o cambia a la nube.

    La integración profunda en la nube requiere la modificación de las aplicaciones para aprovechar las capacidades clave. Algunos ejemplos son el autoescalado o el equilibrio de carga dinámico, aunque también capacidades de computación sin servidor. Este modelo también puede implicar el uso de un almacén de datos específico de la nube.

    Single cloud vs Multi-cloud

    Al comienzo del viaje a la nube, los líderes de IT deben decidir si la organización va a usar un sólo proveedor de nube o múltiples proveedores. Asegurar que la optimización de aplicaciones funcione con un proveedor cloud específico es relativamente sencillo. Los desarrolladores tienen un único conjunto de API de nube para aprender y la aplicación puede beneficiarse de todo lo que ofrece el proveedor cloud elegido.

    Sin embargo, los usuarios experimentarán el bloqueo del proveedor. Esto significa que una vez que los equipos de desarrolladores hayan actualizado la aplicación para trabajar con este proveedor, los planes de futuro para cambiar de proveedor podrían requerir tanto esfuerzo o más como la propia migración que acaban de hacer. Otro aspecto a considerar es que tener un sólo proveedor cloud restringe la capacidad de la organización para negociar términos importantes, como el precio y SLA con el proveedor de nube.

    Además, también hay varios modelos distintos dentro de la propia categoría de multi-cloud.

    • Una aplicación por nube. El enfoque multi-cloud más simple es ejecutar un conjunto de aplicaciones en un proveedor de nube y otro conjunto en una nube distinta. Esto permite a las organizaciones aumentar el almacenamiento comercial con múltiples proveedores, así como la flexibilidad para la asignación de aplicaciones en el futuro. Además, los desarrolladores pueden optimizar cada aplicación para el proveedor en el que se ejecuta.
    • Aplicación en varios proveedores cloud. Es posible dividir partes de una aplicación entre varios proveedores. De esta manera, los equipos de IT pueden maximizar las ventajas clave que ofrece cada proveedor.
    • Aplicación independiente de la nube. Algunas empresas crean sus aplicaciones para que se ejecuten en cualquier proveedor cloud. Es por ello que una aplicación puede funcionar a la vez en varios proveedores o dividirse entre ellos. Este enfoque ofrece una flexibilidad excepcional en las negociaciones con los proveedores. Sin embargo, los equipos de desarrollo pueden encontrar dificultades para usar las capacidades clave de cada proveedor de la nube.

    Esta checklist por supuesto no es definitiva ya que no existe una “manera correcta” de lograr el éxito en la migración a la nube. Por supuesto, existen otros métodos que los líderes de IT pueden considerar. Independientemente del enfoque de migración a la nube que elija una organización, es fundamental fomentar siempre un entorno de nube seguro y protegido.

    Comentarios

    En breve activaremos los comentarios.

    Relacionados

    Más leídos

    Se habla de..

    Artículos relacionados

    p